Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Mujer de Mis Pasiones

Noche de aguacero, entre el frío y el calor entre cigarros y café, entre pensamientos y recuerdos, entre reflexiones y sentimientos te encuentras tú.
Mujer de mis pasiones que día a día te estacas más en el corazón de este ser que solo desea tenerte.
Mujer con olor a miel, de piel de seda, de ojos flamantes que irradian su mirada llena de pasiones, miedos y colores.
Mujer de ensueños, llena de imperfecciones… aquellas que me atrajeron y llevaron a los suburbios de un cuerpo delirante, ardiente y fogoso que clama ante mí, el deleite del amor.
Benditos aquellos que no apreciaron esa forma abstracta con la que amas, y que creo haber descifrado. benditos  aquellos que te enseñaron tanto y no aprendieron nada, benditos aquellos que te dejaron solo para mí.
Esta lluvia, esta oscuridad que me oculta pero me revela, este sentimiento que me hace amar de la forma más indescriptible que hombre alguno pudiese conocer, hace que te tome por completo y para siempre, solo para admirarte y sembrar en ti la semilla de lo ocul…

Agonizando desde la locura

De repente apareció, sin buscar, sin llamar, sin pedirlo; llegó ese momento temido del cual me ocultaba pero que su sombra me acosaba. Delirantemente comenzó a entrañarse en mis pensamientos ese efecto invernadero plasmado por tu semilla abundante en el órgano que hace latir mi sangre y mientras oscurecía, aclaraban las corrientes filosóficas de mi mente jugando con el vaivén de tu silueta revolcada en mis sábanas clamantes de eternizar tu aroma en ellas.
No es el imaginario cotidiano el que acopla tu descripción, no es lo elemental de los seres comunes los que te definirían, no son los cientos de miles de ajustes impuestos por sociedades conservadoras y liberales las que te ilustrarían, es mi locura intrínseca compuesta por tus pasiones las que te forman y desnudan apasionadamente, convirtiéndome así en un desequilibrado excéntrico de tu silueta, en un adorador inefable de tu libídine y en un lunático tributador de las expresiones de tu alma.
Entonces, revela a este maniaco las claves …

… Te Deseo!

El deseo desborda en abundancia, los recuerdos invaden con intensidad, los latidos se incrementan al pensarte, y una luz tenue que ilumina mi rostro te pide.
Semblantes de tu cuerpo se recuerdan en el mío imaginando que el sudor recorre tú estructura, remembrando las pasiones de las que fuimos victimas… pasiones por las cuales desearía ser sacrificado.
Una imagen olvidada pero descubierta aviva en mí los más ardientes deseos de poseerte, un sueño me estimula  y derrama todo aquello que quisiera hacer en ti, aquello que ambicionara viajara por las más íntimas partes de tu figura.
El delirio: no pensar que ha pasado casi un mes para que el tiempo transcurra rápidamente para adorarte hasta el tormento de nuestros días estimulándonos lentamente y con locura.
Eduardo Febres Cordero 22 de enero de 2012

Necesitándote

En la locura del deseo me encuentro, soñándote amargamente, iniciando pensamientos que flotan  por los recuerdos de mi mente  mientras mis dedos quieren tocarte.
Mis manos han decidido estimular tu recuerdo,  y mientras mis poros comienzan a llorar,  tus caricias y besos son clamados por mi piel,  que ya excitada por tu olor en la almohada  anhela tu deseo de amarme.
Dos segundos necesito  para llevarte al espacio,  tus piernas serán las que clamen  con alevosía que mi lengua invoque tus pasiones,  y tus senos imploraran que mi tacto les seduzca  para así llegar al punto infinito del morbo  entre dos seres que se necesitan.
Déjame amarte,  deja juntar mi piel con la tuya  mientras dentro de ti sientes  el amor que poco a poco te doy,  al mismo tiempo que vas palpando  las estimulaciones que excitan  tus recuerdos y hacen devorar  a este hombre que noche a noche

Momentos oscuros en las sombras de la mediocridad de un ser humano

Imagen
Hay diferentes etapas por las que un ser humano atraviesa producto de las malas decisiones, de las incomprensiones de su entorno, de la inmadurez y del poco aprendizaje que adquiere a través de las experiencias, que conllevan definitivamente a hundirse en su propia bilis luego de que haga daño al mundo que lo envuelve, causando profundas depresiones que de alguna forma pudieron ser evitadas.
Son diversas las complicaciones que se pueden derivar de esto, pues los actos en su mayoría de veces traen consigo consecuencias que en muchas ocasiones no son las mas acordes para las relaciones cotidianas – llámense estas de pareja, laborales, familiares – y que evidentemente complican al ser humano día tras día, sujetándolo a imperfecciones que ciegan actitudes y comportamientos propios y acordes para la sociedad.
Es así como puedo definir a los errores de los cuales muchas veces nos sentimos arrepentidos y que deseamos volver el tiempo atrás para rectificar dichos comportamientos, sin embargo ha…