viernes, 24 de octubre de 2014

Sobre Robert Serra

Para nadie es un secreto que el joven diputado a la asamblea nacional de venezuela abogado y criminalista Robert Serra era un gran dirigente político, un gran dirigente social y en su momento un reconocido dirigente estudiantil, razón por la cual el comandante eterno lo íntegro a la comisión presidencial del poder popular estudiantil, luego de aquella elocuente y tajante intervención transmitida en cadena nacional de radio y televisión ante la asamblea nacional, donde se proponía un debate entre estudiantes universitarios de izquierda y derecha.
Sin duda,  aquel hecho marcó un hito sin precedentes en la historia de Venezuela y de la democracia mundial, pues quedó en evidencia el gran apego del gobierno bolivariano por el respeto a la libertad de expresión y la democracia, otorgando el derecho a comunicar el pensamiento y los ideales políticos en el espacio más emblemático de un país,  su palacio legislativo.
Fue desde allí que el mundo comenzó a saber de este muchacho, al menos el mundo público,  pues los que veníamos haciendo dirigencia estudiantil ya teníamos algún rato conociéndolo y reconociendo el gran ímpetu de este carajito.
Una vez que el espacio político lo formó,  el pueblo no dudó en votarlo,  y es así como se convierte en el diputado más joven de la historia política del pais, comenzando allí el pánico de la oposición venezolana hacia esta figura, pues sabían que en algún momento los pondría en aprietos, justo y como sucedió hace meses.
Es fácil poder revisar un poco el trabajo de Robert para darse cuenta que el despiadado y brutal asesinato del que fue víctima no es más que un plan para callarlo, pues aún y cuando ya esta 3 metros bajo tierra salen a comentar sobre sus preferencias sexuales como para desviar atención, pero como al pueblo no le interesa su vida personal sino todo el amor que él le dio a los colectivos, entonces divulgan unas abominables y asquerosas imágenes de su cadáver en en la morgue, queriendo transmitirle un mensaje claro a la juventud de "así quedaran"  si continúan defendiendo esto que llaman patria.
Pero como me rio de su plan, como me rio de Álvaro Uribe y de los fondos de la USAID, pues lejos de matar y silenciar a mi amigo Robert, lo único que hicieron fue liberar e inmortalizar su pensamiento, su lucha y su compromiso, pues ahora más que nunca la juventud pone sus rodillas en tierra y su pecho a las balas para defender esta patria, pues Chávez nos enseñó a amarla y respetarla como a una madre, así que todos entendimos que este peo no lo para nadie, pues tenemos la OBLIGACIÓN de dejarle a nuestras hijas e hijos un país lleno de inclusión social y de igualdad, una patria que desde todos los flancos este protegida para siempre, una revolución que parafraseando a la metralleta (como le decía Chávez a Robert) sea irreversible.
Así que, desde todos los espacios combatiremos y lograremos que que nuestra patria se convierta en el sueño de Bolívar,  de Chávez y de Robert, pero también en nuestro sueño, pues aunque ustedes no lo crean señores opositores ya estamos encaminados en la tendencia, ya nuestros hijos se duermen escuchando el Gloria al Bravo Pueblo y no a Barney y Mickey Mouse, ya nuestros hijos saben de Bolívar y Manuela antes que de Romeo y Julieta, ya entienden que el 12 de octubre es el día de la resistencia indígena y no del "descubrimiento de América", así que creen ustedes que matando dirigentes mataran las ideas? Ya estamos dentro de lo IRREVERSIBLE.